Consigue un logo diferente: El Círculo cromático

  • por

Cuando diseñamos un logotipo, una de las primeras cuestiones con la que se nos acribilla a los diseñadores es la necesidad de hacer un logo diferente y nunca visto.

Lo cierto es que es bastante complicado crear algo que no sea parecido a nada. Hay que partir de la base de que la creatividad en muchas ocasiones no trata de un “eureka”, donde de repente y tras un golpe de inspiración, inventas algo revolucionario.

La mayoría de las ocasiones la creatividad consiste en tomar todo lo que has visto y utilizarlo para crear algo nuevo a partir de ello. Por eso, la originalidad es muy relativa y digo que es muy complicado inventar algo desde cero.

No pasa nada, debemos asumirlo y seguir adelante con ello.

Por eso cuando hacemos un logo debemos tratar de aprovechar cada hueco que veamos donde poder diferenciarnos. Precisamente te voy a explicar cómo diferenciarte usando la rueda cromática

¿QUÉ ES EL CÍRCULO CROMÁTICO?

Círculo cromático

Tal y como indica el nombre, es una representación gráfica organizada de los colores.

Para ponerlo simple, la rueda de color se divide en tres categorías: colores primarios, secundarios y terciarios. A partir de la mezcla de los primarios se obtienen los secundarios, y con la mezcla de estos, los terciarios.

A través de las mezclas se van obteniendo diversos matices de color que van ampliando esta rueda, dándole prácticamente posibilidades infinitas.

Tipos de colores, primarios, secundarios y terciarios círculo cromático

El círculo cromático no solo es una imagen que observar y admirar, sino que tiene su uso. Para lo que se suele utilizar es para crear paletas de colores, y para ello debemos basarnos en la combinación de colores y sus teorías.

Utilizando la rueda cromática, hay diversas formas de seleccionar los mejores colores para que queden bien juntos. Aquí te enseño las más básicas:

colores complementarios círculo cromático
colores análogos círculo cromático
esquema triádico círculo cromático

Hay más formas, por supuesto, pero estas son las más reconocidas y más simples de entender.

Sin embargo, si os interesa este tema, os recomiendo con creces visitar esta página, con información más pormenorizada acerca del círculo cromático.

EL CÍRCULO CROMÁTICO PARA DIFERENCIAR TU LOGO

Ahora que ya sabemos lo básico sobre cómo funciona el círculo cromático, podemos empezar a hablar sobre cómo aplicarlo para conseguir diferenciar a tu logo de la competencia.

Qué necesitamos:

  1. Un círculo cromático
  2. Una lista con empresas de la competencia en tu sector.

No es un método complicado. Debes tener en cuenta que el valor diferenciador de tu marca no va a residir tan solo en esto, pero el círculo cromático puede ayudarte a asentar las bases para hacer un logo diferente.

Para esta técnica debemos poner una rueda cromática en el centro y tomar todas las empresas que sean nuestra competencia. En base a los colores principales de sus logotipos, iremos distribuyéndolos alrededor de la rueda de color con aquel que más se adapte. Tendría que quedaros algo así:

Ejemplo de cómo conseguir un logo diferente con el círculo cromático

Como veis, una vez colocados los logos de tiendas de calzado, podemos hacernos una idea de dónde se sitúa la competencia.

Así podemos analizar los huecos de color que quedan sin utilizar y valorar si nos compensa usarlos. Como podemos ver en la imagen, las tonalidades moradas y azuladas quedan totalmente vacías, así que podrían ser unos colores a utilizar para el sector de calzado.

Quiero dejar claro y repetir que esto no va a hacer automáticamente tu logo diferente y original. Puede servir de base para conseguirlo, pero también puede provocar que teniendo un logo totalmente genérico creas que has conseguido diferenciarte. ¡Ten mucho cuidado con eso!

Esta es una herramienta para conseguirlo, no una garantía de nada.

Pero esto no termina aquí. Primero tienes que tener en cuenta un factor muy importante: la psicología del color:

LA PSICOLOGÍA DEL COLOR

La psicología del color es un campo de estudio que está dirigido a analizar cómo percibimos y nos comportamos ante distintos colores, así como las emociones que suscitan en nosotros dichos tonos.

Hay ciertos principios aceptados que se aplican fundamentalmente a las sociedades occidentales, los colores provocan un efecto emocional en nosotros. De hecho, forma parte de nuestro lenguaje cotidiano. En otras palabras, es común hablar de colores cálidos, como el rojo, el amarillo o el naranja, que pueden provocar distintas reacciones, desde positivas (calidez) o negativas (hostilidad y enfado).

Por ejemplo, no es recomendable poner el color amarillo en el logo de una funeraria, precisamente por lo que nuestra cabeza inconscientemente nos dice cuando ve ese color. El amarillo se asocia al sol, a la alegría, y lamentablemente las funerarias transmiten de todo menos eso.

Eso no implica que sea totalmente imposible utilizar el amarillo para estos casos, pero tendrás que ingeniártelas bien para poder utilizarlo y que quede bien.

Aquí te dejo una lista que dice a grosso modo lo que simboliza cada color:

Psicología del color para tener en cuenta para un logo diferente

Ahora que ya sabes una forma muy útil de diferenciar un logo de las empresas de su sector, ¡espero que empieces diferenciarte de la competencia!

¿Qué características debe tener un logo para ser eficaz?
Título

El diseño corporativo de tu marca es vital para que la gente te reconozca y te asocie unos valores concretos, por ello no debe tomarse a la ligera. Tu logo ¿Te interesa? ¡Sigue leyendo!

Un logo eficaz NO SOLO es un logo bonito

Un problema recurrente que se encuentran los diseñadores gráficos en sus clientes es que estos consideran que lo único necesario para que un logo sea eficaz es que sea bonito ¿Te interesa? ¡Sigue leyendo!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *